¿Qué es?
  • Reducción del costo por facturación hasta en un 85%
  • Seguridad y rapidez en la emisión de los comprobantes
  • Simplificación de los procedimientos administrativos
  • Disminución del uso de papel, lo que contribuye a la preservación del medio ambiente
  • Ofrecer un manejo más eficiente y seguro en el envío y recepción de diversos comprobantes fiscales, reduciendo el margen de error por procesos manuales, así como los tiempos y costos operativos, haciendo más competitivas a las empresas que la utilizan.
  • Se genera una mayor seguridad jurídica, dificultando la generación de comprobantes apócrifos que afectan a la economía formal, por lo que su uso disminuye los riesgos de fraude y de evasión fiscal.